La ley de Cookies en Charrosfera

El pasado 28 de noviembre de 2013 nos reunimos para hablar de La Ley de Cookies en la Facultad de Ciencias de Salamanca. Con la ayuda de Sara Díez, abogada de D&S Asociados, Carlos Álvarez, director de tecnología en Obture Code y Agustín Lorenzo, de la Asociación de Empresas Salmantinas de Tecnologías de la Información y Comunicación (Aestic) abordamos los diferentes aspectos de la implementación de la norma.

¿Realmente por qué existe tanto interés en regular las cookies? Como ya sabemos las cookies son ficheros que se almacenan en nuestro ordenador y existen de varios tipos como bien nos explico Carlos Álvarez (de carácter técnico, para prestación del servicio, para identificar al usuario, etc.).
Señalar que cuando hablamos de cookies en la Ley de Cookies hablamos de herramientas que se descargan en nuestros ordenadores para conseguir información sobre los hábitos de navegación del usuario para utilizar dichos datos con fines comerciales.
No obstante, gracias a la ayuda de Sara Díez vimos como la Ley de Cookies no puede ser más limitada y escueta al respecto. Lo único que se indica en esta Ley es que los prestadores de servicios, blogs, ecommerce, etc., deben ofrecer a los usuarios antes de que las cookies se instalen en sus ordenadores un consentimiento claro y expreso con la información clara y completa sobre la finalidad de las cookies.
La  mayoría de las empresas se limitan a utilizar una política de cookies consistente en instalar una barra de encabezamiento en la parte superior o inferior de sus webs, la cual solo aparece una vez con el objetivo de comunicar al usuarios que dicha pagina utiliza cookies propias y de terceros para mejorar el servicio, señalando también que si el usuario sigue navegando acepta y presta consentimiento tácito e implícito por el simple hecho de seguir navegando por su web.
Como pudimos ver el problema ya existe en el momento de necesitar el consentimiento previo del usuario ya que si avisas al usuario de que usas cookies pero le instalas una antes de su consentimiento ya estás incumpliendo la ley.
Otro problema es el del consentimiento tácito e implícito del usuario. Solo por navegar por la web ya se da la aceptación implícita.
Por último para el cumplimiento de las cookies deberemos informar al usuario de los aspectos siguientes de las mismas:
-          Definición  y función de las cookies.
-          Información a través de una barra sobre el el tipo de cookies que utiliza la página web y su finalidad (¡claro está!).
-          Información de cómo desactivar o eliminar cookies.
-          Información sobre la identificación de quién utiliza las cookies.
Las soluciones que abordamos para cumplir con la ley de cookies fueron los plugins que cumplan con la normativa española y definir la web con capas trabajo para un técnico y experto y no para un usuario medio sin conocimiento.
Visto lo visto, si Google ni Facebook se hacen responsables ni cumplen con la Ley de Cookies ¿Cómo podrán hacerse responsables la empresas más pequeñas ¿Será un fin recaudatorio?