Conociendo tesoros de la sierra: la Tienda Justa

Conociendo tesoros de la sierra: la Tienda Justa
La biodiversidad y acervo cultural de la sierra salmantina son de sobra conocidos pero, fue una grata sorpresa descubrir además la diversidad emprendedora y cómo la generación de empleo y riqueza se pueden combinar perfectamente con un desarrollo sostenible respetuoso con los valores tradicionales de la zona. Un ejemplo de esta utopía es La Tienda Justa, el proyecto de Alex y Leti en Villanueva del Conde.
La Tienda Justa es un proyecto que quiere ser más que una tienda online de productos ecológicos y artesanales.
Quiere ser un espacio de encuentro entre consumidores y productores, organizando "charlas justas" y  viajes agroecológicos de conocimiento de la zona y sus productores.
Nos alejamos de tópicos: ellos son urbanitas, universitarios, formados y decididos a labrarse un futuro profesional en Villanueva. Los dos pilares de la tienda son por un lado la agricultura ecológica y por otra,  la relación justa con el proveedor: gracias a su desglosador ecológico puedes ver qué porcentaje de tu dinero se va a cada parte de la cadena de producción y distribución. Si en las grandes superficies la diferencia de precio entre origen y destino está en torno al 350%, aquí está en un 30%.

Alex y Leti quieren que todo aquel que compre en la Tienda Justa se pueda sentir parte de su proyecto: con cada pedido se puede hacer una donación (la donación recomendada es de un euro). Cada vez que se recauden 1000, se invertirán en uno de los proyectos presentados por los productores.
Charlamos con Alex sobre la moda y la cultura de lo orgánico y ecológico. España el quinto productor del mundo de agricultura ecológica (con Andalucía a la cabeza y Castilla y León a la cola) pero no cuenta con una cultura de consumo. Desde la Tienda Justa han lanzado una petición en Change.org para que las autoridades de nuestra región apoyen el comercio ecológico como el sector con potencial que es (por cierto, sólo les faltan unas pocas firmas para enviarla).
Nos han acostumbrado a que la comida tiene que ser muy barata, y que las marcas y el precio sean nuestros criterios clave a la hora de elegir pero... más allá del precio, ¿nos planteamos el coste ecológico, social y de salud de nuestras elecciones?  Otro problema para el consumo es que la mayoría de los productores que producen en ecológico lo orientan a un sector gourmet, con precio muy elevado.
Este es uno de los retos de Alex y Leti: aunque los precios no puedan igualar los de las grandes superficies, quieren que sus productores se comprometan a crear una cesta de productos sostenibles para el medio ambiente, pero también para el bolsillo del consumidor medio, algo indispensable en estos tiempos difíciles.  Son muchos los consumidores que quieren consumir productos más sanos, pero a la hora de poner las dos cestas de la compra la diferencia es demasiada, hasta el punto que muchos no se lo pueden permitir.  Conseguir esta agricultura ecológica asequible es un reto difícil que pasa por la unión de productores, la concienciación, la promoción de la demanda y el asesoramiento técnico, que desde la Tienda Justa están dispuestos a acometer.
La charla no fue en "seco", si no que la acompañamos con una degustación de productos de la tienda. Dimos buena cuenta de esas patatas que saben de verdad a patata y de un queso riquísimo de la zona, bañándola con un buen vino.
Por supuesto, nos supo a poco e hicimos una compra para los desayunos de la casa rural, que todavía nos quedaba mucho fin de semana. Fue un rato muy interesante, en el que compartimos nuestras experiencias con comida de huerto, grupos de consumo y agricultura ecológica. Quedamos encantados de descubrir estos tesoros escondidos en la sierra que han sabido encontrar en Internet su ventana para abrirse al mundo.